sábado, 7 de agosto de 2010

Hotel




El Hotel.

Vivir en un hotel no es fácil, aunque este sea de 5 estrellas, al final te terminas aburriendo y ya no sabes si ir al jacuzzi antes o después de la piscina, al spa o al gimnasio y así día tras día, ya te cuesta hasta elegir un bar para ver el partido de turno del mundial algo así como Eslovaquia-Corea.


Lo de las estrellas de los hoteles es como las medallas que llevan los militares de los países tipo Angola, Sudan etc.… vamos que que se ponen las estrellas porque si a lo loco, porque al final no se diferencia tanto del hostal Lemmon de Lisboa, además el Lemmon tiene Internet gratis no como estos cabrones que te clavan 5 leuros por media hora…debe ser por tener una conexión de 5 estrellas. Aun así la habitación, mejor dicho las habitaciones porque me cambiaron un par de veces no están mal que digamos, su cama King size con sabanas de hilo, sus pantuflas, lastima se me olvido llevármelas.


Como ya sabéis los hoteles no solo se utilizan para dormir, aquí además son los únicos sitios en los que se puede consumir alcohol por lo cual cada hotel tiene uno o dos garitos dentro, de los tipos de garitos ya nos ocuparemos otro día, solo decir que hay de todo tipo de garitos...

Y así se pasaron las tres semanitas, todo hay que decirlo hecho de menos el jacuzzi, cuando busque piso que tenga jacuzzi o al menos una piscinita porque aunque en la cueva no se esta mal habrá que buscar algo mas grande.

De vez en cuando paso por el hotel, y si se me cae una lagrimita, ya que el centro de operaciones en cuanto al bebercio se trata esta en el hotel de al lado, y prácticamente se puede decir que al menos dos otre días a la semana acabamos allí después del currele, por aquí también esta bastante asentada esta sana costumbre.

1 comentario:

  1. Di que si, una cervecita despues del curro es lo mejor que hay.

    ResponderEliminar